viernes, febrero 24, 2017

Overtures al hombre

Y hablándole al Hombre…
recuerdo al hermano amigo médico
 Federico Gómez Sandoval









Desde que la violencia signa la vida
del hombre y le impone su historia
también motiva la creación del Arte
por lo que también es un acto suyo
escindido en partes irreconciliables
y ¿cuándo de la libertad y sólo de la
libertad nacerá otro Arte y podamos
decir de la libertad a la alegría de
más alegrías a la pura felicidad?








Ludwig Van Beethoven en el campo




Desgarramientos por tener que vivir en este tiempo
que nos llevan a Overtures que describen al hombre
roto en trozos que somos y trozos que queremos ser
otro que forjamos en sueños viéndose vivir en libertad
el hombre la permanente contradicción que anda caminos
el combate por la vida dilucidando cuál de ellos debe tomar
hombre actual que no quiere serlo porque la violencia lo desgarra
forcejeando dentro de sí queriendo ser otro para amar y vivir libre

Overtures breve mirada del hombre en la antesala de su drama
Beethoven hombre del dolor pero dentro lleva otro de pura alegría
mirándose a sí mismo viendo en su interior cómo la tragedia lo roe
y ansiar oír su música pero sentir sus notas ahogarse en el silencio
aunque llega a convertir su alma en su gran orquesta interior
donde la compone la oye la interpreta para que otros la oigan
y amor puro para amar profundo lo amado para nunca tenerlo y
buscar hablar con el hombre pero su voz se hunde en el abismo
y sentir la vida de la naturaleza que a sus oídos se va apagando
tormenta interior que se le acrecienta obstruyendo su paz
sin embargo en erupción su torrente de música indetenible
inundando al hombre en todos los tiempos

Silencio terrible cruel silencio aquel donde las voces los cantos
los murmullos susurros los hados musicales de la naturaleza se
ahuyentan impotentes desbocando en el horror de la soledad
aquella soledad donde la propia sombra del hombre le asedia
silentes la tonalidad de los acordes de sus allegros y adagios
soledad tejida por relaciones de hombres que son enemigos
hoy arribando a terribles multitudes de millones donde este
hombre existe enjaulado permanentemente incomunicado

Oberturas como ventanas que miran el espíritu
el hombre mismo vislumbrándose dentro de sí mismo
como desde el borde del aljibe mirando su fondo seco
esa ancestral inmensidad de su tragedia que lo agrieta
en contrapartida su inmensa necesidad de proyectarse
para decididamente hacerse ser humano por siempre
entonces, poder volar volar por la comba del universo
sus overtures son preludios que tal suceso acontecerá

Y qué alegría inconmensurable ha de sentir el niño
aquél niño que escuchaba y siempre estaba en él
presintiendo acaecer tan maravilloso acontecimiento
¡hundirse en la leche luminosa de nuestra Vía Láctea
verse él mismo por siempre originario del cosmos y
cósmico presentir que el hombre es hermano del hombre
sentirse en su interior niño y en espíritu serlo por siempre
como el pájaro cantando en el bosque sabe que es pájaro o
los polinizadores polinizando saben que lo son creando la vida!
y la fantasía en pleno vuelo ¿podrá volver ser simple fantasía?
  
Y esos cúmulos de acordes encendidos de sus Oberturas
unos alegres otros dramáticos otros luces de esperanzas
preludios de historias del hombre en fatales combates
la epopeya de la esperanza contra la insistencia del drama
la comedia en la vida del hombre para hacerse su tragedia
esta tragedia ovillándose en madejas hasta hacerse su existir
y coincidencias hacen recordar a otro quemándose en pasión
Vincent Van Gogh en su pintura ahíto de cúmulos de pinceladas
dos hombres ardiendo en pasión porque lucharon viviendo su vida

Beethoven pasión inconmensurable el mismo mutándose en otro
abandonando la piel y la osamenta llena de miserias cotidianas
“Generalísimo del trueno y del rayo” o “Yo soy Baco encarnado
para dar a la humanidad el vino para ahogar su dolor…” y
quien “vislumbre el secreto de mi música es liberado
de la miseria que ronda el mundo” sentencia Beethoven
“vino” su sangrante música para elevar el hombre a humano
¿y hasta cuándo el hombre será enemigo de la naturaleza?
y en su Pastoral le canta para que vuelva a su seno materno
pero hoy el hombre vive ayuno de pasión y ahíto de tragedias

Y Beethoven pone su alma encendida en cada acorde
donde la apoteosis la gloria la compone abriéndose paso
la soñada victoria del hombre gestándose a través del tiempo
acordes sueltos donde la nota fúnebre abre en marcha triunfal
aspiración de que la comedia cese como antesala de tragedias
el hombre deje de vivir comedias que desembocan en dramas
si comedia musical de la vida que se haga partitura de alegrías

Beethoven en su estudio
Y destellos de su 9ª sinfonía en anhelos que buscan al Ser Altísimo
él mismo en su pasión ya purificado en las llamas de su tormento
el hombre que derrotando su tragedia emerge cantando victorioso
y brota la Oda de la Alegría porque ese Ser está próximo insurgir
sintiéndose en esa alegría que irradia el gran coro expandiéndose

¿Y esas voces que llegan? indudable son ondas de coro de niños
que las fibras y cuerdas del alma las van elevando en armonía
¡uníos niños uníos! ¡nacer para construir a ese ser humano! y
en estado sublime oyéndolo el espíritu presiente el momento
en que el hombre conquistará su real libertad ¡oh aleluyas! y
ejerciéndola entre cantos de la naturaleza hallará su felicidad
¡nace hombre Ser Altísimo en su pasión vivir creando su reino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario